ORACIONES

 Te alabamos y te bendecimos,
Señor Jesús,
por la obra de la Redención
que has realizado en nosotros.

 Te alabamos y te bendecimos
porque has dado a la Iglesia Victorine Le Dieu
y has hecho de ella un apóstol
de Reparación y Reconciliación.

 Ella, atraída por tu amor infinito
hecho don para nosotros en la Eucaristía,
consagró a ti toda su vida, todo su ser
para colaborar contigo «único Reparador»
en la obra de la Redención y llevar a todos los hombres
a la unidad de la Trinidad.

 Te alabamos y te bendecimos
porque el carisma sigue vivo en nuestro tiempo.

 Danos tu Espíritu
para que podamos acoger este don
y nos comprometamos
en la obra de la Reconciliación tan necesaria
en la iglesia y en el mundo.
Amén.

Oh Santísima Trinidad,
Omnipotencia infinita.
Te adoro, te amo y te suplico,
si es conforme a Tu voluntad,
te dignes glorificar a tu Sierva Victorine Le Dieu,
intrépida apóstol de reparación
y de reconciliación.

Ella, atraída por tu Amor infinito
que se hace don para nosotros en la Eucaristía,
consagró toda su vida
para colaborar con Cristo, “Único Reparador”
en la obra de la redención
y llevar a todos los hombres a la unidad de la Trinidad.

Por sus méritos y por su intercesión
acoge, oh Dios, mi súplica y concédeme la gracia
que fervientemente te pido…

Escúchame, oh Padre,
fuente de toda santidad,
por Jesucristo, nuestro Redentor
que contigo y con el Espíritu Santo
vive y reina por los siglos de los siglos.

Amén.